HISTORIA DEL FESTIVAL DE LA JUVENTUD POR LA PAZ

El Festival de la Juventud por la Paz surgió a mediados del año 2016, en la ciudad de Florianópolis – Brasil, como respuesta a un pedido realizado por la Madre Divina en mensajes transmitidos a monjes videntes de la Orden Gracia Misericordia. Inspirado por la Sagrada Energía Femenina, el Festival ya camina para su décima edición, después de haber pasado por siete ciudades de dos países: Brasil y Argentina.

Cada Festival de la Juventud por la Paz ancla un atributo que, trabajado a través de la música,  la pintura y demás manifestaciones artísticas, son plasmadas como semillas en la consciencia joven.

En las líneas a continuación obtendrás más información sobre los encuentros ya realizados:

1.er Festival: 31 de julio de 2016 – Florianópolis, Brasil

Colorido por los corazones sinceros de los primeros jóvenes que se adhirieron a la Campaña de la Juventud por la Paz, el primer festival surgió en el sur de Brasil como un gran desafío. El tema de la primera edición fue escogido por los propios jóvenes: Unión con la Esencia de la Naturaleza, que se hizo presente en las pinturas y canciones.

2.º Festival: 29 de enero de 2017 – Florianópolis, Brasil

Atributo: Encontrar en sí mismo un Dios Creador

El segundo Festival trabajó el atributo “Encontrar en sí mismo un Dios Creador”, nota que resonó en el interior de los jóvenes que acompañaron este Festival de la Juventud por la Paz. Despertando jóvenes como flores que se abren en la primavera, el festival manifestó espiritualmente la búsqueda por la esencia del amor.

3-er Festival: 30 de julio de 2017 – Florianópolis, Brasil

Atributo: Amor en la consciencia

El III Festival manifestó el atributo del “Amor en la Consciencia”. Amor que, más que pronunciado, es aquel vivido en el silencio y en el ejemplo de cada corazón. Amor que al encontrar espacio para ser vivido y practicado gana fuerza y es capaz de envolver al mundo en sutiles nubes de transformación.

4.º Festival: 29 de octubre de 2017 – Río de Janeiro, Brasil

Atributo: Hacer nuevas todas las cosas

Cuando el Festival de la Juventud por la Paz se hizo peregrino, el atributo que fue expresado en su primera parada en Río de Janeiro, fue  “Hacer Nuevas Todas las cosas”. Así la propuesta del encuentro tomó vida nueva para abrazar a  más jóvenes.

5.º Festival: 28 de enero de 2018 – Recife, Brasil

Atributo: Unir lo que está separado

Atravesando Brasil, la caravana del Festival llegó al Nordeste brasileño, llegando a Recife. Uniendo Sur, Sudeste y Norte-Nordeste, el 5.º Festival ancló el atributo “Unir lo que está separado”. En una diversidad de lenguas, esta frase se transformó en un canto ofrecido a los refugiados de todo el planeta.

6.º Festival: 29 de abril de 2018 – Belo Horizonte, Brasil

Atributo: Cura interior por medio de la elevación de la consciencia

En Belo Horizonte, el 6.º Festival de la Juventud por la Paz versó sobre la “Cura interior por medio de la elevación de la consciencia”. Cura que emerge de los niveles internos de cada ser y restaura la consciencia de todas las experiencias negativas por medio del amor.

7.º Festival: 29 de julio de 2018 – Buenos Aires, Argentina

Atributo: Hospitalidad – Ser hospitalario con todos

La séptima edición del Festival de la Juventud por la Paz, en tierras Argentinas, trabajó el atributo de la Hospitalidad “Ser Hospitalario con Todos” a través de la unión de jóvenes de diferentes nacionalidades en un mismo clamor por la paz.

8.º Festival: 21 de octubre de 2018 – San Pablo, Brasil

Atributo: Irradiar Amor – en todo, que el amor actúe primero

El atributo de la octava edición del Festival de la Juventud por la Paz, en la ciudad de San Pablo, trajo a la consciencia joven un gran desafío. Trabajando el tema “Irradiar Amor: En todo, que el Amor actúe primero”, el festival buscó sintetizar una antigua enseñanza crística, velada en las entrelíneas «amar al prójimo como a ti mismo».

9.º Festival: 28 de julio de 2019­- Salvador, Brasil

Atributo: “Fraternidad: En todo, buscar Unidad y Equilibrio”

La novena edición del Festival de la Juventud por la Paz trabajó profundamente el atributo de Fraternidad, uniendo bajo el principio del Ecumenismo a músicos y jóvenes de diversas religiones y estilos musicales, desde samba, reggae a los mantras devocionales. Como una mano Materna que desciende al encuentro de sus hijos, el Festival de Salvador dejó impresiones profundas en aquellos que lo vivieron por primera vez.